Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Artículos de interés

Hiperlipidemia



Nombres alternativos

Hiperlipoproteinemia adquirida: colesterol sanguíneo elevado; triglicéridos sanguíneos elevados; colesterol elevado; triglicéridos elevados; hiperlipidemia

Definición

Los trastornos de lípidos adquiridos se caracterizan por un exceso de sustancias grasosas como el colesterol, triglicéridos y lipoproteínas en la sangre.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La hiperlipidemia es causada por un exceso de lípidos o sustancias grasas en la sangre y es un factor de riesgo importante en el desarrollo de aterosclerosis y de enfermedades cardiacas. La hiperlipidemia puede originarse por factores genéticos, como ciertas enfermedades familiares o por factores secundarios, como sucede con la hiperlipidemia adquirida.
Las formas de lípidos en la sangre son el colesterol, los triglicéridos y las lipoproteínas, que son moléculas de grasa y colesterol vinculadas a una proteína. Los tipos de lipoproteínas son: las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y las lipoproteínas de densidad intermedia (LDI). Los quilomicrones también se clasifican como lipoproteínas y están compuestos de triglicéridos, colesterol y proteína. También hay lipoproteinas de alta densidad (HDL) que están inversamente relacionadas con los riesgos de enfermedades cardíacas y que, por lo tanto, se conocen como factores de "antirriesgo".
Existen seis tipos de hiperlipidemia, los cuales se diferencian por los tipos de lípidos que están elevados en la sangre. Algunos tipos responden a trastornos primarios como la hiperlipidemia familiar, mientras que otros se deben a causas secundarias. Éstas pueden estar relacionadas con enfermedades asociadas con la hiperlipidemia, los factores de riesgo dietéticos y las drogas asociadas a la hiperlipidemia.
Los factores de riesgo de la enfermedad son: los antecendentes que pueda tener el paciente de diabetes mellitus, insulinodependiente, diabetes mellitus no insulinodependiente, hipotiroidismo, síndrome de Cushing y ciertos tipos de enfermedades renales. Los factores de riesgo relacionados con las drogas son: las píldoras anticonceptivas, las hormonas como el estrógeno y los corticosteroides, ciertos diuréticos y los bloqueadores beta. Los factores de riesgo relacionados con las dietas son: una ingesta de grasas por total de calorías mayor al 40%, una ingesta de grasas saturadas por total de calorías mayor al 10%, una ingesta de colesterol superior a los 300 ml/día, un exceso habitual del consumo de alcohol y la obesidad. La incidencia es de 1 en cada 100 personas, siendo ésta mayor en los hombres que en las mujeres.

Signos y exámenes

El examen físico y las pruebas de laboratorio tienen la finalidad de identificar causas secundarias de la hiperlipidemia o de trastornos familiares en los casos en los que el análisis de las lipoproteínas revela valores elevados.
· Nivel de colesterol 116% del valor esperado para la edad
· Triglicéridos en el perfil de riesgo coronario en ayunas por encima de 250

Nota: los valores normales de colesterol y triglicéridos dependen de la edad del individuo. Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:
· Apolipoprotéina CII
· Apolipoprotéina B100

Tratamiento

La meta del tratamiento es reducir el riesgo de ateroesclerosis y de enfermedad cardiovascular a través de terapia para disminuir los niveles de lípidos.
La modificación de la dieta es el primer paso del tratamiento. En individuos con sobrepeso, se recomienda la reducción de peso hasta alcanzar un peso corporal ideal. En la mayoría de las personas es recomendable la reducción del total de calorías, el colesterol y las grasas saturadas. El grado de restriccción dietaria es proporcional al grado de hiperlipidemia.
Si no hay mejoría en el nivel de lípidos sanguíneos al cabo de dos meses de máxima restricción dietaria, por lo general se indica una terapia medicamentosa, basada en el tipo de lipoproteínas elevadas en el suero. Existen varios tipos de medicamentos, con frecuencia se utilizan las resinas secuestrantes de bilis, la colestiramina, el colestipol, lovastina y ácido nicotínico. Si no hay respuesta al medicamento después de 2 ó 3 meses de terapia, se debería
descontinuar su uso. (NO SE DEBEN DEJAR DE TOMAR LOS MEDICAMENTOS SIN CONSULTAR CON EL MÉDICO)

Expectativas (pronóstico)

La terapia con dietas y medicamentos suele ser necesaria durante toda la vida del individuo afectado y el control periódico de los niveles sanguíneos se requiere para determinar la respuesta al tratamiento. Los estudios muestran que la reducción de los niveles altos de colesterol disminuye el progreso de la aterosclerosis.

Complicaciones

· Aterosclerosis
· Enfermedad de la arteria coronaria
· Apoplejía
· Muerte

Situaciones que requieren asistencia médica

El médico es quien suele encontrar esta condición al realizar las pruebas de control. Si se sufre de hiperlipidemia, se debe estar consciente de que se corre un alto riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Se debe buscar asistencia médica si se tiene esta condición y aún no se han programado chequeos periódicos de los niveles de lípidos en la sangre.

Prevención

La detección de hiperlipidemia debería ser parte de la evaluación médica rutinaria de las personas entre los 20 y los 30 años. El inicio de la hiperlipidemia puede evitarse si se reducen los factores de riesgo dietéticos, manteniendo un peso corporal ideal, ingiriendo una dieta balanceada y baja en grasas y limitando la ingesta de colesterol.

Fuentes: Medline Plus
Teléfonos: 3721280 y 3723908 | Celulares: 994054263 y 994279524 | E-mail: contactenos@renacerperu.com
Pacaritambo 250 - Chacarilla - San Borja (alt. cdra. 7 Av. Velasco Astete)